Amalia de Holanda corta con una tradición familiar por ir en contra del feminismo y genera polémica

La heredera al trono se planta firme.

Amalia de Holanda
Amalia de Holanda

No hay dudas de que Amalia de Holanda está haciendo las cosas de forma muy diferente a lo que le plantean sus tradiciones familiares. La joven no tiene miedo a levantar su voz y a elegir por su cuenta su propio camino, más allá de lo que han hecho o no sus ancestros. Sus decisiones son cada vez más firmes, y esta vez la heredera elige un nuevo rumbo que no pasa inadvertido.

Amalia de Holanda ya viene demostrando que su voz importa y, pese a sus cortos 18 años, ha dejado en evidencia que escucha y sigue las demandas sociales. De esta forma, renunció al sueldo anual de 300.000 euros que está a su disposición desde que llegó a mayoría de edad solo por ser parte de la Familia Real.

Amalia de Holanda
Amalia de Holanda

La decisión de la heredera de los Orange se dio luego de que en el parlamento de los Países Bajos se cuestionara de forma muy crítica el presupuesto de la Casa Real. Según varios funcionarios, el dinero invertido en la familia para sueldos y gastos personales es sumamente excesivo.

Amalia de Holanda
Amalia de Holanda

El nuevo movimiento de Amalia de Holanda que descoloca a la sociedad

Otra de las decisiones de la joven, que la diferencia ampliamente de su familia, fue haber elegido realizar sus estudios universitarios en Ámsterdam, en lugar de Leiden, donde sus ancestros se han formado a lo largo de la historia. Amalia estudiará Política, Psicología, Derecho y Economía lejos de sus tradiciones, pero eso no es todo, ya que tampoco formará parte de una asociación estudiantil.

La oficina de prensa del Gobierno confirmó que Amalia de Holanda no se unirá al club estudiantil el pasado 10 de agosto. Los motivos no se hicieron públicos, pero aseguran que están relacionados con los videos misóginos y machistas de varios afiliados a la asociación que se filtraron hace dos semanas. 

En el contenido difundido, se puede ver cómo tres miembros masculinos del club universitario dicen, entre otras aberraciones, que los hombres podrían «romper el cuello de las mujeres para penetrarlas». El paso atrás de Amalia de Holanda fue interpretado como un posicionamiento feminista en medio de la lucha social contra el machismo y la misoginia. 

Amalia de Holanda
Amalia de Holanda