Shakira tiene una nueva piedra en el camino: irá a juicio por presunta evasión fiscal

Shakira, envuelta en un nuevo conflicto legal, va a con la fiscalía de España.

Shakira

Shakira tiene una lista de pendientes que no para de crecer. Desde su ruptura con Piqué, la colombiana ha estado luchando hombro a hombro con sus abogados para llegar a un acuerdo con su expareja y padre de sus hijos en la custodia de los menores. Pero también se han tenido que ocupar de un tema que la acecha haya semanas, el presunto fraude fiscal por el que Fiscalía la acusa.

Shakira cosecha éxitos y problemas cada día. Desde su separación con Piqué, los problemas de salud de su padre y la lucha legal con sus hijos no ha tenido tiempo para ocupar su cabeza en nada más. Su equipo de abogados, expertos en Derecho Familiar, han estado haciendo lo imposible para llegar a un acuerdo con el futbolista.

Shakira y Piqué
Shakira junto a Gerard Piqué, foto de archivo

Pero, como si eso fuera poco, la colombiana está acusada de fraude fiscal. Una causa que se arrastra desde julio del 2021, cuando un tribunal cercano a Barcelona dictaminó que la cantante colombiana podía ser juzgada por una presunta evasión fiscal de 14,5 millones de euros en España.

Shakira no llega a un acuerdo con la Fiscalía

La madre de Sasha y Milan fue acusada de cuatro delitos contra la Hacienda Pública, en los que habría defraudado 14,5 millones de euros entre 2012 y 2014, años en los que habría intentado que el organismo creyera que no vivía en España. Y, desde que estos cargos salieran a la luz, el bufé de abogados ha buscado un acuerdo para aliviar la pena.

Pese a los intentos por llegar a un acuerdo, las partes no lograron entendimiento y los abogados de Shakira se encargaron de comunicar la decisión. “La cantante confía plenamente en su inocencia y no acepta una conformidad”, reza. Tanto los abogados como su cliente sostienen que este caso “constituye una total violación de sus derechos”, y que la colombiana siempre ha tenido buena conducta.

Aun así, la posibilidad de llegar a un acuerdo entre las dos partes será posible el mismo día del juicio, sobre todo para evitar que las imágenes de la artista en un banquillo de acusado recorran el mundo. Pero Shakira demuestra la misma fuerza que siempre y está muy convencida de su inocencia.