Luis Miguel, el hombre que Enrique Ponce siempre quiso ser y no pudo

El cantante mexicano siempre fue el ídolo del torero.

Luis Miguel y Enrique Ponce
Luis Miguel y Enrique Ponce.

La noticia de un aparente romance entre Paloma Cuevas y Luis Miguel ha revolucionado a la prensa internacional. Si bien ambos mantienen una amistad hace años, ahora se estarían dando la oportunidad de conocerse de otra forma. Así, la diseñadora volvería a confiar en el amor y abriría la puerta a una relación que le duele más de lo previsto a su ex, Enrique Ponce.

El torero tiene una carrera hecha en el mundo taurino y es el ídolo de muchos jóvenes que quieren seguir sus pasos. La admiración que despierta en España y en distintas partes de mundo han llevado a Enrique Ponce al éxito total y, con estos excelentes resultados en sus manos, el ex de Paloma Cuevas ha querido invertir su dinero en otros negocios.

Enrique Ponce, amigo y admirador de Luis Miguel
Enrique Ponce, amigo y admirador de Luis Miguel.

Así, Ponce es dueño de varias empresas que llevan su marca a diferentes mercados, como en el caso de la gastronomía, el espectáculo, y el sector inmobiliario. Pero lo cierto es que sus emprendimientos nunca tuvieron el éxito esperado, y sin dudas su proyecto más frustrado es el de convertirse en un cantante reconocido, como Luis Miguel.

Paloma Cuevas y Luis Miguel
Luis Miguel, el nuevo amor de Paloma Cuevas.

El gran fracaso de Enrique Ponce

Para hablar de la idea más preciada de Ponce, nos tenemos que remontar a finales del 2019, cuando anunciaba por lo alto que iba a lanzar su primer disco. El torero nunca ocultó sus sueños de ser cantante y estaba emocionado de poder cumplir su gran deseo después de tanto tiempo, pero nunca llegó a hacerlo.

El proyecto jamás salió a la luz, pero se supo que contaba con la producción del grupo madrileño Materia Prima, con quienes ha colaborado anteriormente en algunas canciones como la ranchera “Tus Besos” y “Háblame Bajito”. En estos temas se puede comprobar que Enrique Ponce tiene una voz agradable, con los condimentos necesarios para triunfar.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas.
Enrique Ponce y Paloma Cuevas.

El torero tenía su voz bien entrenada y aprovechaba las reuniones con amigos y familiares para cantar algunos de sus temas favoritos. ¿Qué canciones elegía para interpretar? Las de Luis Miguel, íntimo suyo, al menos en ese entonces. Enrique siempre admiró su talento y mostraba tener especial maestría en sus temas.

Está claro que en lo que respecta a la música, Enrique Ponce soñaba con convertirse en el Luis Miguel español, pero no se dio. Ahora, en pareja con Ana Soria, el torero debe ver cómo su exesposa vive el romance del verano junto a su ídolo. ¿Seguirá cantando en casa sus canciones?.