Famosos que pusieron pausa a sus carreras musicales por el bien de su salud mental

La salud mental en el mundo del espectáculo.

Famosos que pusieron pausa a sus carreras para salvar su salud mental
Famosos que pusieron pausa a sus carreras para salvar su salud mental

Dos días atrás, un comunicado de Shawn Mendes en su Instagram en el que anunció la pausa de su carrera musical, rompió los corazones de miles de fans que ansiaban escucharlo cantar en vivo. Sin embargo, él es solo uno de los tantos artistas que se han visto enfrentados a los contratiempos de la salud mental, y han modificado el rumbo de sus carreras.

Demi Lovato
Demi Lovato

Demi Lovato

Esta estrella de Hollywood, que saltó a la fama de pequeña con su participación en Barney y sus amigos, fue víctima de las drogas a muy temprana edad. Demi Lovato protagonizó dos conocidas producciones de Disney y en 2008 sacó su primer disco. A los 10 ya era toda una celebridad, y a los 18 entró por primera vez en una clínica de rehabilitación por su adicción.

A demás de la dependencia a las drogas, Demi sufrió otros padecimientos, con diagnósticos que van desde trastornos alimentarios hasta trastorno bipolar. Fue en 2010 que abandonó la gira de los Jonas Brothers y decidió abocarse a su recuperación.

Hoy, con 28 años y un pasado difícil de superar, aprendió a aceptarse a sí misma y ayuda a otras personas que lo necesitan: se convirtió en una activa militante por el cuidado de la salud mental y fundó su propia organización, “Be Vocal: Speak Up for Mental Health”, dedicada a invitar a las personas a compartir sus historias de enfermedades mentales.

Britney Spears
Britney Spears

Britney Spears

En 2007 la cantante protagonizó un episodio que quedaría marcado para siempre en el mundo del pop. Ese año Britney Spears se fue a tatuar después de raparse la cabeza, en un intento por borrar las pruebas de su consumo de speed (según su ex manager Sam Lufti) que quedan en el cuero cabelludo.

“No quiero que nadie me toque la cabeza. No quiero que nadie me toque la cabeza. Estoy harta de que la gente toque mi pelo”, contó la tatuadora que la pop star repetía cuando entró con la cabeza pelada. Un trastorno bipolar y de ansiedad que la acompañaría hasta nuestros días, llevándola a perder la custodia de sus hijos y a permanecer bajo la tutela de su padre, así como a ponerle pausa a su carrera musical.

Brian Wilson
Brian Wilson

Te puede interesar: Gloria Camila no soporta más las críticas y toma una decisión para preservar su salud mental

Brian Wilson

El último brote que sufrió el fundador de los Beach Boys, Brian Wilson, en 2019, lo obligó a posponer algunos shows de su último tour. En su comunicado, el cantante se apresuró a explicar que se sentía “mentalmente inseguro” y que se iba a dedicar a “descansar, recuperarse y trabajar con los médicos”.

Hoy, el músico tiene 80 años y lleva más de 50 lidiando con un trastorno bipolar y una depresión maníaca leve. En 1984, luego de que las evidencias de daño cerebral por el uso excesivo de drogas psicodélicas fueran halladas por los médicos, Wilson fue diagnosticado como un esquizofrénico paranoico. A pesar de las dificultades, el artista pudo seguir adelante, y siempre con buena compañía: la música.

Ariana Grande: "No puedo esconderlo más".
Ariana Grande: «No puedo esconderlo más».

Ariana Grande

La artista estadounidense forma parte de esta larga lista, sufriendo de estrés postraumático desde el ataque terrorista del que fue protagonista, en Manchester, allá por 2017. Aquel episodio, que dejó un saldo de 22 muertes, dejaron a la artista pop en un estado de shock, seguido de dos diagnósticos, ansiedad y depresión, que la frenaron a seguir actuando por un tiempo.

Para entonces, anunciaba: “Es momento de ser honesta. Últimamente, mi depresión y mi ansiedad han estado en su punto más fuerte. He estado dando todo de mí y tratando de dejar estos problemas a un lado, pero no puedo esconderlo más (…) Desearía poder controlar estos ataques, pero como cualquier persona que sufre de esto sabe, no es posible”.