Jose Ortega Cano, en sus horas más bajas, se prepara para el divorcio con Ana María Aldón

Los últimos pasos del torero confirmarían lo peor.

osé Ortega Cano. ¿El fin de una etapa?
osé Ortega Cano. ¿El fin de una etapa?

El matrimonio de José Ortega Cano y Ana María Aldón pende de un hilo. Desde el momento en el que el torero llamó a su hija en directo para pedir que le dejaran tranquilo en los medios, las cosas se han ido en picada hacia abajo en su matrimonio. La diseñadora hizo su primer movimiento, poner distancia entre los dos por unas semanas, pero parece que las cosas solo empeoraron.

Ahora, desde que ambos están en el mismo suelo, no se han cruzado ni han sido vistos juntos, lo que confirmaría el inminente final de su matrimonio. Sea como sea, ninguno de los dos ha salido a hablar ante los micrófonos y dar una declaración oficial, por lo que la especulación está por los aires. Ana María llega al domicilio mientras el torero no está y el torero viaja por las vacaciones sin su mujer.

José Ortega Cano y Ana María Aldón
José Ortega Cano y Ana María Aldón

La relación entre la diseñadora y Gloria Camila tampoco mejoró, lo que sería una razón de peso para ambas partes. Recordemos además que Aldón le pedía aún más protagonismo en las decisiones importantes de la casa. Parece casi evidente que el final está más que cerca, pero es que los últimos movimientos de José Ortega Cano dejan mucho de qué hablar.

Los misteriosos movimientos de José Ortega Cano

El diestro fue visto visitando tres sucursales bancarias el mismo día. Un accionar que de nada sorprendería si las cosas en su vida estuvieses de lo más tranquilas. Pero, como no es el caso, son movimientos que dejaron a todos sorprendidos. ¿Podría tratarse de un movimiento previo al divorcio?

José Ortega Cano junto a Gloria Camila
José Ortega Cano junto a Gloria Camila

Proteger tu patrimonio ha sido de las estrategias más usadas en los divorcios más mediáticos, por lo que no extraña que se trate de algo similar. Además, parece que ya no queda nada por salvar, pues según ´Socialité´ también ha protegido judicialmente a su hija. Una repartición de bienes que llega con mucho drama en las espaldas.

Los cambios de titularidad de alguna de las propiedades abren una vieja herida en Ana María Aldón, quien considera que dejar todo a nombre de Gloria Camila y nada a nombre del pequeño José María es una injusticia. De momento, los protagonistas de lo que sería el divorcio del año se niegan a hacer declaraciones.