Jennifer Aniston: Acusan a la revista Allure de exceso de Photoshop en el rostro de la actriz

La intérprete de Friends protagonizó la última portada de la revista Allure, que no cumplió las expectativas de los fans.

Jennifer Aniston
Jennifer Aniston

A sus 53 años, Jennifer Aniston posó para la portada de la revista Allure en una comprometedora sesión de fotos, cuyos resultados no lograron conformar a sus fans. Con una entrevista reveladora y unas polémicas imágenes en ropa interior, la actriz no sale del punto de mira, al igual que Allure, que fue fuertemente criticada por utilizar un exceso de Photoshop en el rostro de la celebridad.

Jennifer Aniston brilló en la sesión de fotos ultra sensual, donde demostró no temerle al paso de los años, que cada día le sienta mejor. “El final de una era. Gracias Allure por convertirme en la chica de portada de tu última edición impresa”, apuntó en su cuenta de Instagram al pie de una de las fotos de la sesión.

La actriz ha quedado sumamente satisfecha y agradecida con los resultados, a diferencia de sus fans, que no tardaron en alzar la voz. La portada fue víctima de numerosas críticas en redes sociales, y Allure fue acusada de un uso excesivo de Photoshop en la foto principal.

Por el momento, la revista no se ha pronunciado al respecto, pero tampoco ha eliminado los críticos comentarios de su publicación. “Ese no es su rostro!”, “Jennifer Aniston merece mucho más que este trabajo de Photoshop”, “¿Qué le han hecho?”, fueron algunas de las quejas que recibió Allure en su cuenta de Instagram.

La entrevista: “Jennifer Aniston no tiene nada que ocultar”

El título de la nota, «Jennifer Aniston no tiene nada que ocultar», fue utilizado, también, para criticar las modificaciones que la revista hizo en el rostro de la actriz. “¿Nada que esconder? Pero están escondiendo toda su cara detrás del Photoshop”, indicaron algunos internautas.

Jennifer Aniston. Foto por: Allure
Jennifer Aniston. Foto por: Allure

Sin embargo, tal como indica DUPLOS, se trata de una entrevista sumamente reveladora donde la actriz viaja por el pasado y aborda temas como la juventud, la maternidad, su carrera profesional y frustraciones atravesadas. Todo ello, guiado por una premisa que ella misma subrayó: “No tengo nada que ocultar en este momento”.