Belén Esteban se fue en ambulancia pero regresa con elegancia: así fue su bienvenida a «Sálvame»

La tertuliana volvió a Telecinco, y por lo alto.

Belén Esteban
Belén Esteban

Está claro que la tertulia y el cotilleo no eran lo mismo sin ella. Han pasado 92 días para que Belén Esteban regrese al plató de «Sálvame» y sus compañeros la han extrañado tanto, que la recibieron con una gran fiesta en la calle. La colaboradora debió dejar su trabajo tras sufrir un severo golpe en directo, pero su vuelta ya es un hecho, y la han festejado por lo alto.

“La Princesa del Pueblo” puso toda su energía para recuperarse de la caída sufrida el pasado abril. El accidente de la Esteban ya forma parte de la historia de la televisión y será difícil olvidar su dramática salida de los estudios de Mediaset en ambulancia. Pero tras semanas y semanas de recuperación, Belén está lista para opinar de todo y sobre todos en el plató.

Belén Esteban
Belén Esteban, entrando al hospital tras su golpazo.

Luego de semejante salida en abril, el regreso de Belén Esteban a los estudios de “Sálvame” debía ser igual o más memorable. Para estar a la altura de las circunstancias, la producción contrató a una charanga y llenaron de música los primeros instantes de su vuelta.

Belén Esteban
Belén Esteban, llega en un descapotable al plató.

El glorioso regreso de Belén Esteban

Sentada y saludando a todo el mundo desde un auto descapotable, Belén volvió a las instalaciones de Telecinco como la mismísima Reina Sofía. Sin ocultar su emoción y nerviosismo por su esperado regreso, Belén Esteban agradeció la bienvenida que le preparó el programa: «Me ha encantado, mi mundo es una charanga».

Ni bien pisó su querido plató de «Sálvame», la tertuliana explicó cómo estaba viviendo el momento: “Muy largo se me ha hecho. Te emocionas porque ves a mucha gente que hace tiempo que no ves, soy muy llorona. Ver a mi equipo, a mis compañeros, como estoy tanto con ellos, les tienes mucho cariño”, aseguraba.

Belén Esteban
Belén Esteban vuelve por lo alto a «Sálvame».

Los 92 días que la tertuliana estuvo recuperándose de la lesión en la tibia y peroné no fueron fáciles. No solo por el accidente en sí, sino por todo el trabajo mental que le llevó pasar días y días encerrados. Frente a eso, Belén Esteban dejó clarísimo que no quiere mirar el pasado: “No he estado tres meses bien y no quiero pensar en lo de atrás, quiero tirar para adelante”, cerró, ganándose el aplauso de sus colegas y amigos.