Julia Janeiro, enojada, responde a la exclusiva de Jesulín de Ubrique y María José Campanario

La joven se niega a responder a las preguntas sobre sus padres.

Julia Janeiro
Julia Janeiro

Ya ha quedado demostrado en más de una oportunidad que Julia Janeiro intenta evitar por todos los medios posibles quedar envuelta en los revuelos mediáticos de su familia. Sin embargo, lejos de pasar desapercibida, la reciente exclusiva de sus padres, Jesulín de Ubrique y María José Campanario, impuso trabas en dicha misión.

Tras el nacimiento de su hermano, la confirmación de su tío Víctor en un nuevo reality y la graduación de su hermana Andrea, la familia de Julia Janeiro volvió a ubicarse, inevitablemente, en el punto de mira mediático. Mientras tanto, la joven prefiere mantenerse al margen y no responder a las preguntas de los medios.

Julia Janeiro
Julia Janeiro se niega a dar declaraciones.

Julia Janeiro demostró nuevamente que ella no se hará cargo de las polémicas de sus padres: «Pues preguntadle a ellos, yo no he vendido nada», respondió tajante. La joven, que ya ha decidido hace tiempo permanecer alejada de los medios, demostró que pretende seguir así:

“No voy a decir nada. Yo no he vendido nada así que me podéis dejar en paz, lo he dicho muchas veces claro. No voy a contestar a nada”

Julia Janeiro
Julia Janeiro

El nuevo reality de Jesulín de Ubrique

Recientemente, en una entrevista para la revista “Hola”, el torero confirmó que llegó a un acuerdo para lanzar próximamente una docuserie de su vida, siguiendo los pasos de otros famosos como Rocío Carrasco, Georgina Rodríguez o Tamara Falcó.

“Estoy pendiente de hacer una serie documental para una plataforma. Es un recorrido por mi vida con imágenes y va a participar mucha gente, compañeros de estudios, médicos, amigos…”, manifestó Jesulín de Ubrique a la reconocida revista.

Julia Janeiro
Jesulín de Ubrique y María José Campanario.

Por el momento se conocen pocos detalles sobre este proyecto que ya está en la mente del torero, sin embargo, el marido de María José Campanario explicó: “Me han llamado de editoriales para escribir mis memorias. Creo que no soy de libros, soy mejor de los que se sientan y hablan. Ya me han dicho que lo veremos cuando esté bien y a gusto, porque se puede tardar ocho meses o un año. Hay que sacar una cosa que sea espectacular”.