“Hombre blandengue”: las duras palabras de Isabel Díaz Ayuso contra Pedro Sánchez

La presidenta madrileña vuelve a protagonizar una nueva polémica.

Anabel Díaz Ayuso
Anabel Díaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso se ubica nuevamente en el punto de mira mediático. Esta vez, por la dureza de las palabras que pronunció contra Pedro Sánchez. Fue durante la XXV Interparlamentaria del Partido Popular que la presidenta madrileña trató de “hombre blandengue” al presidente del Gobierno.

Ayuso ha sido la encargada de presidir la primera mesa del cónclave que se ha llevado a cabo este fin de semana en Toledo. Allí, comenzó ridiculizando la última campaña del ministerio que dirige Irene Montero, al cual ha nombrado «ministerio que más igual da». A su vez, criticó el alto coste de este departamento, afirmando que su único objetivo es “decir cómo se tienen que comportar las mujeres y cómo tienen que ser los hombres”.

Anabel Díaz Ayuso
Anabel Díaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso contundente

Las polémicas palabras de Ayuso no culminaron allí, puesto que continuó atacando duramente al Gobierno de Pedro Sánchez: “Claro, esto me sorprende cuando viene de un Gobierno que dice que hay poderes fácticos que lo controlan todo. Cuando tienes todo bajo tu mano (empresas públicas o propaganda) y no eres capaz de llenar de ilusión absolutamente nada, ¿quién es el hombre blandengue?”, pronunciaba la presidenta madrileña.

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

“Tanto dinero en propaganda para demostrar que son puro autoritarismo, que apagan escaparates sin decir cómo pueden ayudar, 22 ministerios para imponer de manera autoritaria todo”, continuaba, impugnando fuertemente las decisiones tomadas por el jefe del Ejecutivo, a quien bautizó de “autoritario”.

Asimismo, Isabel Díaz Ayuso apuntó que “Madrid es un objeto molesto, que no se pliega a las imposiciones de Pedro Sánchez” y subrayó que en su región no gusta “que el PSOE diga hasta cómo hay que comer”.

Presidente de Gobierno
Pedro Sánchez

La presidenta de la Comunidad ha denunciado, también, que el socialismo es “anacrónico”, que busca ciudadanos “apagados, tristes, dirigidos y controlados”, y advirtió que ante ello en la Comunidad de Madrid no se van a “resignar”.