Giorgia Meloni y Aída Nízar: así fue el tenso cruce que protagonizaron en la televisión italiana

La ex granhermano y la política no se llevan nada bien.

Giorgia Meloni y Aída Nízar
Giorgia Meloni y Aída Nízar

Es extraño ver a las figuras políticas del mundo sentadas con frecuencia en los platós de televisión. Ese es el caso de Giorgia Meloni, quien en 2019 tuvo un fuerte encuentro con Aída Nízar. Ahora, bajo la posibilidad de que Meloni se transforme en la nueva presidenta de Italia, repasamos el encontronazo que en su momento dejó a toda España e Italia con la boca abierta.

Fue en 2019 cuando Aída Nízar decidió bañarse en las dos fuentes más icónicas de toda Italia: la Fontana de Trevi y la Fuente de los Cuatro Ríos en Piazza Navona. Las críticas hacia la española no se hicieron esperar, sobre todo por parte de los políticos. Allí es cuando entra en escena Giorgia Meloni, quien criticó fuertemente la actitud.

Es un espectáculo indecente. (…) Para esta ignorante propongo un año de trabajos en beneficio de la comunidad limpiando las calles de Roma. Así tal vez empiece a tener respeto por nuestra capital”, se descargaba Meloni.

Solo meses después llegaría el debate en vivo. Sentadas en el programa Live, Nízar y la política comenzaron a atacarse sin piedad. De hecho, hasta pasaron por distintos idiomas para seguir con la discusión en uno que las acomodase a ambas. Ahora que la italiana fue la más votada en las recientes elecciones italianas, ‘Italia’ es tendencia en Twitter.

El encontronazo entre Giorgia Meloni y Aída Nízar

Mencionaste mi nombre en vano… No lo hagas”, comenzaba la ex Gran Hermano luego de que la política le haya llamado ignorante. Para demostrar que lejos estaba de ese adjetivo, preguntó: “¿hablas algún idioma, puedes hablar inglés?”, lo que llevó a que Meloni hablase inglés y un poco de español.

Giorgia Meloni Aída Nízar
Así fue el encuentro entre Giorgia Meloni y Aída Nízar.

Ante la sugerencia de Aída Nízar de abandonar la política, Giorgia Meloni rio y, luego de varios intentos, logró hablar. “No he venido aquí para hacer el payaso”, espetaba. Su invitación al programa, en primer lugar, era para hablar sobre su labor política. Además, tomó la decisión de mantenerse al margen de las acusaciones de la española, quien la señaló como la responsable de “haber destruido el Ministerio de la juventud”.

Todos los intentos de la posible futura presidenta de Italia por hablar eran en vano, pues Aída Nízar elevaba cada vez más la voz. Harta ya del espectáculo, estalló señalando su actitud de bañarse en las fuertes como una forma de “darse visibilidad”.